lunes, octubre 09, 2006

Tienes una llamada

El conserje neng no sabía de preguntar de parte de quién. La jefa de estudios ya había desistido de enseñarle modales y hasta le parecía tierno descubrirle un tatuaje oculto bajo el pantalón, cuando brincaba para cambiar un armario de sitio o poner una bombilla nueva.

-Tienes una llamada, y podía ser cualquier cosa.

-Sí, digame.
- Buenasss, que llamamos de la escuela "Purificación bendita" para preguntar sobre un alumno que tuvieron ustedes aquí.

Era el colmo, ¿Por quien la habían tomado, por la SS?. Aquello ya era para soltar un improperio, pero la curiosidad se impuso en la jefa de estudios.

-¿De quien se trata?
-De Pedrito Torras Cullons, ¿lo conocía usted?

Y tanto que lo conocía. Fue a base de convocar entrevistas de los padres de ese protopsicópata de quince años con el director semana sí y semana también que consiguió que se fuera a probar suerte en la privada-privada, a ver si al niño lo enderezaban. En realidad, y como suele pasar, a quien había que enderezar era a los padres que lo tenían tan consentido.

-Nos ha llegado el rumor, a través de sus compañeros, de que se maneja con drogas.
Como se notaba que las monjas no leían la prensa.

-Señora, nosotros no sabíamos nada. Pedrito era conductual, muy conductual... pero la verdad, estamos en un barrio con muchos problemas y nos conformamos conque no se droguen dentro del instituto.

-Uy que penita y que desgracia que tienen ustedes. Perdonen que les hayamos molestado.

Nada de notas, nada de informes, nada de hablar con su tutor, ... ninguna otra pregunta.
Sólo las drogas.

1 Comments:

At 11:27 p. m., Blogger monologuista said...

Bonito nombre el del alumno...

 

Publicar un comentario

<< Home