miércoles, febrero 22, 2006

Visita a la Universidad

Hubo un tiempo (cuando este Mestre que os escribe iba a secundaria, entonces llamada BUP y COU) en que los estudiantes no podían escoger la universidad donde querían ir, y la universidad donde uno iba dependía del centro donde se había hecho el COU.

Hoy en día, la feroz competencia y la libertad de elección ha llegado también a las universidades, por lo que he acompañado a unos alumnotes de 4º de ESO (quería decir alumnetes, lo que delata el subconsciente a veces) a un tour por la Autónoma.

Para mi sorpresa, se han portado muy bien. Por ejemplo, pedían permiso para fumar mientras esperábamos la llegada de los monitores cuando sabían que sólo les podíamos decir que no y que podían fumar sólo con alejarse unos metros de nuestra vista.

Han escuchado las explicaciones de los instructores (que también lo han hecho muy bien), y los inevitables comentarios (Esto es muy grande pa’ mi gusto, perla del día a cargo de Samu Towers, uno que va para jugador de baloncesto) los hacían en plena complicidad y diálogo con los estudiantes universitarios que nos han guiado.

Yo creo que por un lado estaban un poco aturdidos ante la extensión de todo lo que se les venía encima y por otro lado son unos niños que no salen casi de su barrio y se sienten tremendamente inseguros fuera de su territorio. Bueno, también hay una receta que tenemos en nuestro instituto, y es que los alumnos que han sido expulsados alguna vez pierden el derecho a hacer cualquier tipo de salida durante el resto del curso.

Por supuesto, a las Jessys, las Cassandras y los Johnatanes se les distinguía de lejos y parecían sacados de un episodio de los Morancos más que de un aula, pero han estado bastante más comedidos que en los pasillos del instituto. Los monitores han quedado contentos y nos han dicho que han escuchado más que otros colegios.

Estoy sorprendido, aún. ¿Será que los pijos son más insolentes?

7 Comments:

At 3:36 p. m., Blogger aNa said...

Será, será... :P

 
At 7:43 p. m., Blogger Gáskell said...

es, es

 
At 7:54 p. m., Blogger Mestre said...

Qué minimalismo!
Pero os entiendo a la perfección.

 
At 6:47 p. m., Anonymous julieta said...

Pues a mí, que no soy nada minimalista, se me ocurren tantas cosas que no me cabrían en el huequito este.
De todas formas, si voy a algún sitio del mundo exterior con los alumnos de ESO (pijos o morancos), sólo respiro cuando ya estoy en casa.

 
At 11:38 p. m., Anonymous julieta said...

Mestre, ayer cuando dejé el comentario, ¿había una foto de un niño con gafas o es que yo había bebido?

 
At 10:25 a. m., Blogger Mestre said...

Querida Julieta, estabas sobria.

Estoy haciendo pruebas y esa que tú viste no me gustó.

Un beso.

 
At 8:39 p. m., Anonymous Violante said...

Mi médica de cabecera me ha prohibido el acompañamiento directo o indirecto a los alumnos en sus diferentes periplos extraescolares. Pero ni por esas me libro de las excursioncitas del Crédito de Síntesis. Todavía recuerdo a los mossos de esquadra requisando una daga como un castillo a unos alumnos que la habían encontrado por casualidad entre las redes de pescadores. Más majos...
también he de decir, en honor a la verdad, que he ido de viaje de estudios con ellos a París, Lisboa y Mallorca y, excepto este último (yo tenía 23 añitos y nos detuvieron ya en el aeropuerto), lo demás fue perfecto.
Saludos de nuevo, mestre. Ahora la que estoy en crisis de escribiente soy yo, por eso me alargo tanto aquí, ya que no lo hago en mi blog (snaff).

 

Publicar un comentario

<< Home