domingo, febrero 12, 2006

Lírica teen


He recibido algunos comentarios en el sentido de que no todo el mundo se parte de risa con las historias de la Vero y compañía. Bueno ya lo dije, estoy en un barrio más duro que el del año pasado. De todos modos soy bastante feliz en el nuevo instituto. Todo es relativo y cómo se suele decir en todas partes cuecen habas. Tan graves eran, para ella, los problemas existenciales de Dolça Cum Baià como los de la Vero. Las historias de los adolescentes se parecen mucho en todas partes y claro, tampoco me voy a repetir.

De todos modos y para dar un descanso a la historia de la Vero os voy a relatar la no menos espeluznante lírica de las agendas. Me explico: Una cosa que ha traído la ESO es que la gran mayoría de los Institutos regalan a los alumnos de primer ciclo agendas en el momento de matricularse. Parece ser, y que me corrijan si éste no es el motivo, que en primaria no se ponen deberes y claro, al llegar al instituto los alumnos no saben lo que es eso. La agenda serviría pues para favorecer ese hábito.

El condicional de la última frase del párrafo anterior no es una figura literaria. A veces la agenda sirve, a veces no. Yo soy del parecer de que los hábitos que quedan son los que se aprenden en casa, como dice el mestre de la campaña institucional (para mis lectores de fuera del ámbito catalán, hay cosas que yo no puedo enseñar).

Las agendas se llenan a veces de fotos de Josh Harnett en bolas, dibujos con rotuladores de purpurina que hacen daño a los ojos, y lo que es peor, frasecitas horrendas que riman con aspiración a ser llamados poemas.

Hay quien teme la muerte, hay quien teme el dolor, yo lo que temo es quedarme sin tu amor.

Del género chistoso:

Te quiero como a una amiga
Te quiero como a una hermana,
Pero no te quiero más porque no soy lesviana. (sic)
(que quede claro que no la vayan a confundir)

Las monjas a rezar, las listas a estudiar, y nosotras las gamberras a lo nuestro que es ligar.
(qué poco que saben de la vida: las listas de verdad estudian y ligan, lo hacen todo)

Furor uterino:
Si yo fuera hormiguita subiría a tu balcón, subiría a tu balcón, para decirte a la orejita: TÍO BUENO, MAZIZO (sic) y BOMBON.

Frases de odio:
Si los cerdos volaran la sala de profes sería un aeropuerto.
Cuando más miro a los hombres más me gusta mi perro.

12 Comments:

At 8:21 p. m., Anonymous Julieta said...

Te corrijo. El motivo de la agenda no es el que aduces porque los niños de primaria sí que tienen deberes. Muchos. Y además los hacen. Y no emborronan la agenda (todavía). La cuestión es qué pasa luego, no sólo con los hábitos, sino con todos los aprendizajes que se supone que han hecho. Yo tengo la teoría de que la adolescencia es en realidad un agujero negro y por ahí se les desmaterializan.
¿Por qué les gusta Bécquer?
Porque es lírica teen.
¡Qué bien has quedado en la foto!

 
At 9:38 p. m., Anonymous Anónimo said...

¿Becquer es lírica teen? Yo creo que les gusta porque es sonoro y fácil de entender, pero aunque nos suene cursi a muchas generaciones mejor no nos metemos en el agujero negro y tomamos distancias...
Entre primaria y secundaria hay un agujero negro, un lugar sin luz y sin sonido, lástima que algunos no se queden allí.

 
At 10:00 p. m., Anonymous keleta said...

Yo tenía agenda y no la utilizaba, acababa utilizando la memoria (que no siempre era efectiva, todo hay que decirlo.
En mis antiguos diarios tb hay mucha lírica teen, jo :P
Eres el de la foto? Si es que no puedes negar que eres profe :D
Besets

 
At 10:19 p. m., Anonymous Anónimo said...

Yo he usado esa lírica teen en clases de lengua para explicar recursos literarios... No es broma. Laura

 
At 10:59 p. m., Blogger Mestre said...

Julieta: gracias por la corrección.

Keleta: No soy yo, el de la foto es mucho más guapo.

Becquer a mí me gustaba cuando era teen, aunque las leyendas más que las rimas, eso sí. Lo del agujero negro me da que pensar... Buena metáfora, se le puede sacar mucho.

Gracias.

 
At 11:07 p. m., Anonymous JMGS said...

Hombre, no sé, decir que Bécquer es lírica teen es un poco fuerte, superfuerte, diría yo. Más bien me parece que es leído como lírica teen, interpretado de una determinada manera...

 
At 12:01 a. m., Blogger betty said...

pues a mi el asunto de la agenda me enseñaron las monjas a usarla. cada vez quenos ponían deberes en sexto, nos decían "sacad la genda y apuntad...". la vedad es que ésta se l debo. eso sí, luego la emborronaba con fotos, poemas, y dibujitos igual. :)

 
At 3:00 p. m., Blogger aNa said...

Pues al menos en primero de primaria ponen deberes el fin de semana, con el método de 'la carpeta viatgera'. Una carpeta que va el viernes a casa con actividades y lecturas y regresa el lunes al cole con los deberes hechos. Y aunque entre semana no pongan deberes recomiendan que los papis hagan con ellos algun que otro ejercicio de lecto-escritura o cálculo.

Un petó!

 
At 3:49 p. m., Anonymous Silmarwen said...

Hola mestre!
Pues por desgracia siempre se ha hecho un "mal uso" de la agenda...En la primaria sí q la usan y tb tienen deberes...pero la usan pq tanto profesores como padres están más encima de sus hijos en esa etapa.En cuanto llegan a la secundaria,hay un cambio radical,los pre-adolescentes dejan aquel "temor" a la autoridad y hacen lo q quieren,y la agenda pasa a ser unas hojas personificadas, donde se demuestra la personalidad del alumno.
Yo nunca he usado la agenda(creo q para eso tengo memoria,q puede fallar sí,pero al menos la ejercito) pero sí es verdad q tuve esa epoca(q x suerte duró un curso) de dejarla como un cuadro(y a veces literalmente)
Todavia me asombro al ver q esa "manía" persiste en el Batx., pero supongo q es porq todavia la mayoria de alumnos no ha solidificado su personalidad,y esa sería una forma de hacerlo...
Tambien cabe decir q a veces a los alumnos de Batx. nos tratan igual q a los de secundaria...

Un petonàs!(K)

 
At 1:55 a. m., Anonymous Julieta said...

Lo de que Bécquer era lírica teen era una bromita desde fuera del agujero negro. Lo primero que hace una adolescente con "Los suspiros son aire..." es copiárselo en la agenda, entre la letra del Gamito y la foto de su novio. A Garcilaso lo dejan donde estaba. ¿Y qué tiene eso es malo?. Pues nada.

 
At 10:42 p. m., Blogger Mestre said...

Que divertido eso de la carpeta viajera, Ana, y que eufemístico.

Yo creo que como dice Silmarwen la agenda deviene algo así como la ropa, una seña de identidad.

Jmgs, bienvenido.

 
At 7:27 p. m., Anonymous gos said...

hola noi!
mis niños ya tenían agenda en la guarderia ("hoy ha hecho caca y se ha terminado el yogur"),después en primaria ("leer la página 12 del mega" escrito en letra temblona del enano, caída de baba de los papás) y ahora que tengo en casa un ganso de 2º de eso no me deja ver su agenda ni con sobornos. Está visto que las agendas "viajan" de nuestra propiedad a la suya, como muchas cosas más.
Tocada de peu!

 

Publicar un comentario

<< Home