sábado, septiembre 17, 2005

Mi profe es un extraterrestre

Image hosted by Photobucket.com
En una publicidad de una película de terror de los años 90, The Faculty, se decía: “Siempre habían pensado que sus profesores eran de otro planeta. Esta vez, era verdad”.

Esta sensación, el pensar que los profesores son bichos raros, es muy común en los institutos de barrio como en el que yo estoy este año. Yo la detecto por primera vez cuando me preguntan si soy inglés, o cuando pronuncian mi nombre de pila catalán con poca naturalidad o a la inglesa, cual locutor deportivo de televisión española (con la diferencia de que ellos sí viven en Catalunya). Ya sólo falta que descubran cual es mi coche y definitivamente llegarán a la conclusión de que soy de unas tres galaxias más allá. Por supuesto, no estoy sólo en este aspecto, y también parecen raros y raras mis compañeros de trabajo. No me imagino al profe se gimnasia soltando un eructo sonoro después de desayunar, ni a la de ciencias naturales gritando por los pasillos a sus compañeras de seminario como si estuvieran en el mercado. O al jefe de estudios con tatuajes sensuales recorriéndole la espalda y una camiseta imperio para ir al instituto. Y si la de francés lleva tanga, no lo enseña, porque tiene un alto sentido de la discreción y para ella elegancia es eso, sencillez...

Lo paradójico de esto que estoy diciendo es que hacía años que no vivía tan cerca de mi lugar de trabajo, por lo que en buena lógica debería parecerme más a mis alumnos que antes. Supongo que los orígenes pesan bastante en la manera de ser y el aspecto de cada uno.

5 Comments:

At 9:37 p. m., Anonymous Anónimo said...

¡Huy, que clasista te has vuelto de repente! ¿no?

 
At 2:11 a. m., Blogger betty said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 4:15 p. m., Anonymous JaviWoll said...

Pregunta a un mestre: ¿Es normal castigar a toda la clase a salir 15 minutos más tarde al mediodía?. Hago esta pregunta porque tengo un hermano que este año ha empezado 1º de ESO y como el instituto cae camino del trabajo, cuando voy hacia casa a comer paso a recogerlo, hoy me he encontrado con ese problema y he tenido que esperar 15 minutos a que saliera con lo que al tener menos tiempo para comer, no he podido llegar a la hora al trabajo. ¿No sería más conveniente un castigo tipo copiad 1.000 veces "no hablaremos en clase"?. Porque el castigo lo he sufrido yo, que "pasaba por allí...".

 
At 8:43 p. m., Blogger Mestre said...

Hola amigo javiwoll!
Lo que tu me dices no es muy usual, porque a los mestres no nos suelen gustar este tipo de castigos, por razones obvias.

Ahora bien cuando lo he visto hacer, ha sido con aviso previo a padres y/o tutores, para que no sucedan cosas como lo que te sucedió a tí.

En este trabajo como en todos, hay freakies, y seguramente la dirección del instituto ya habrá llamado la atención a la persona que lo hizo.

Esto me ha recordado una aventura que yo tuve y que publicaré un día de estos. ¡Gracias!

 
At 4:58 p. m., Anonymous JaviWoll said...

Gracias. Me quedo más tranquilo.

 

Publicar un comentario

<< Home