lunes, octubre 24, 2005

Triunfitos

Ya empiezo a ir agobiado de tiempo. Ya tengo exámenes para corregir, y no quiero empezar. ¡Qué miedo me da abrir esa Caja de Pandora! Si tuvierais alumnos que os pronunciaran las palabras brother o hello con la h muda, ¿no sentiríais el mismo pánico?

Estas últimas tardes calurosas estoy entrando con las canciones en clase. Ya expliqué una vez que los gustos de los mestres sean cuales sean son siempre antagónicos a los de los alumnos, amén de desfasados cuando no directamente prehistóricos. Por lo cual hace mucho tiempo que dejó de preocuparme el factor “estar al loro” a la hora de elegir una canción. Las condiciones que más cuentan en mi elección de una canción son tres:


a) Que me guste,
b) Que se entienda con claridad, aunque tenga coloquialismos o localismos que se pueden explicar,
c) Que ilustre, con ejemplos de la realidad, un punto gramatical concreto que los niños hayan visto en la impostura perpetua de los libros de texto.


Pues he tenido una sorpresa: ¡Jamie Cullum les gusta a ellos y a mí! (bueno, a la mayoría).

Han cantado, y han pedido más, ante mi estupefacción. Incluso Pepet de Lloret, con una vocación confesada de triunfito (cuando tenga la edad se presentará) tenía el disco que le compró su padre en el top manta de los jueves y me sugirió las próximas canciones que debía poner en clase.

Al final de la clase vino a verme la voz de la disidencia. Era Virginia Mar Tyrizada, una de las siniestras de la clase, que me dijo con la cara de asco de quien ha tenido que tragarse un sapo:
-¿Podemos traer también nosotros nuestras músicas?
Mi cara de contrariedad debió ser bastante expresiva porque prosiguió:
-Escogeré lo más suave que encuentre.
-No te preocupes. Trae tres o cuatro canciones y yo haré una selección.

Hay que hacer un esfuerzo y que todos sientan la clase como suya. Ya os contaré qué me trae la dama de negro.

2 Comments:

At 8:51 p. m., Anonymous Anónimo said...

Pepet de Lloret es pariente de Pepino di Capri? Es que me lo ha recordado...

 
At 10:11 p. m., Anonymous Violante said...

Uy, ya verás lo que da de sí la música en clase. Yo la he utilizado /utilizo para: a)Análisis sintácticos de la oración compuesta (hay algunas que parece que las hayan compuesto adrede para tales menesteres); b)música ambiental para el recitado de poemas trimestral (deben memorizar ellos el poema del autor que nosotros les damos). En este último caso la traigo yo, pues oír a Machado con David Bustamante de fondo no tiene que ser ni pedagógico.
Creo que te gustará la experiencia, pues los alumnos se sienten más involucrados con sus propias cosas, ya sabes. Eso sí, ahí estamos nosotros para censurar "si cal", porque la gótica puede alejarse mucho del objetivo final.

 

Publicar un comentario

<< Home